Artículo 27. Prestaciones de enfermedad, accidentes y suspensión por maternidad o paternidad

27.1 En los supuestos de enfermedad común o accidente no laboral se complementarán, desde el primer día hasta el 15º, ambos inclusive, y previa presentación de la baja médica oficial, las prestaciones reglamentarias de la Seguridad Social hasta el importe del salario base más el importe del plus de antigüedad que corresponda del período que dure la situación de baja. Queda entendido que este complemento no será percibido si no se presenta previamente el documento oficial de la baja en la Seguridad Social, dentro del plazo legalmente establecido.

27.2 Para el cálculo del pago de la retribución variable en caso de IT se abonará el 70% del periodo de IT para todos los colectivos, salvo para los casos de paternidad, maternidad, enfermedad profesional y accidente laboral que percibirán el 100%.

27.3 Desde el día 16º de baja, por razones de enfermedad común o accidente no laboral y desde el 1er día en los casos de incapacidad temporal derivada de accidente de trabajo se complementarán las prestaciones económicas de la Seguridad Social hasta el 100% del salario regulador.

Asimismo, también se complementarán las prestaciones económicas de la seguridad social hasta el 100% del salario regulador en los supuestos de suspensión del contrato de trabajo por maternidad y paternidad en la cuantía y condiciones establecidos en la legislación vigente.

Solo a efectos de este párrafo, el salario regulador queda integrado exclusivamente por los siguientes conceptos:

  • Salario base.
  • Complementos personales:
    • Antigüedad.
  • Complementos de puesto de trabajo:
    • Plus de nocturnidad.
    • Plus de turno.
    • Plus de línea de vuelo.

Los pluses horarios, se calcularán en función de las horas teóricas que hubiera tenido que trabajar, en situación de alta, la persona afectada.

Para adquirir el derecho al cobro de los pluses citados, será necesario haberse encontrado en la situación que dio origen al derecho durante los tres meses inmediatamente anteriores a la baja y tener derecho a los mismos en el momento de la baja.

La remuneración resultante no podrá exceder en ningún caso al salario regulador definido anteriormente.

27.4 Si como consecuencia de lo anterior, el índice de absentismo por enfermedad o accidente al final de cada año, respecto al año anterior, sufre un incremento, las causas del mismo serán analizadas conjuntamente por la Dirección y el Comité de Empresa. Una vez realizada dicha evaluación, será la Dirección de la Empresa la que podrá adoptar las medidas necesarias, incluida la de suspensión por el tiempo que ésta estime adecuado, del complemento establecido en el apartado tercero de este artículo, entendiéndose en ese caso que el complemento a aplicar, será el recogido en el apartado primero de este artículo, pero referido a todo el período de la baja médica.

En todo caso, para la percepción de los citados complementos será preciso el cumplimiento de la normativa preventiva de la Empresa. En caso de discrepancia, la Dirección decidirá a los efectos establecidos en el párrafo anterior.

Sobre lo anterior, se informará al Comité de Seguridad y Salud Laboral.

27.5 Los complementos de las prestaciones reglamentarias de la Seguridad Social por enfermedad común o accidente no laboral tendrán la misma duración que la percepción reglamentaria de las prestaciones por Incapacidad Temporal de la Seguridad Social.

27.6 Complemento de las prestaciones de la Seguridad Social. Para tener derecho al complemento de las prestaciones de la Seguridad Social establecidas en el artículo anterior, será condición indispensable que el mismo día de su ausencia al trabajo por razón de enfermedad o de accidente, la persona afectada lo ponga en conocimiento de la Empresa, por los procedimientos establecidos por la Compañía.

La Compañía establecerá las medidas necesarias para facilitar la vuelta al trabajo del empleado. El médico de la Empresa o persona designada por éste, realizará las visitas domiciliarias que juzgue conveniente, comprobando tanto la enfermedad o accidente como el cumplimiento de las prescripciones dadas para su pronta y eficaz curación.

El incumplimiento por parte de la persona afectada de las normas e instrucciones de régimen interno que cada centro de trabajo dicte, con participación de los Comités de Empresa, para el desarrollo de lo establecido en este artículo llevará consigo la supresión del complemento de prestación reglamentaria de la Seguridad Social.